La lectura entre los jóvenes

Vía twitter me llegó una invitación para opinar sobre por qué los jóvenes leen ahora menos. Algunos piensan que puede ser debido a la lectura obligada en la escuela, que ha conseguido el fin contrario al pretendido, pese a sus buenas intenciones, como, por otra parte, suele ocurrir cuando se imponen las cosas en contra de la voluntad del interesado y sin argumentos convincentes que lo justifiquen. La diferencia es que aquí no nos encontramos con un ejemplo de reacción contraria por imposición de la acción, sino con un caso típico de premisa falsa que se da por buena, algo que, por cierto, también ocurre a menudo.

Los datos y las cifras nos sirven justamente para eso, confirmar o no nuestras creencias y suposiciones y descubrir así la realidad tal cual es, no como nos gustaría que fuera.

Las encuestas de mayor alcance y mejor hechas suelen ser las que realizan organismos públicos, por los requisitos técnicos, humanos y materiales que conlleva elaborar las muestras y recoger y procesar los datos de grandes colectivos. En el tema de las prácticas culturales en España la mejor fuente es esta y en relación con la lectura de libros los últimos años, lo que revela lo vemos en el siguiente gráfico.

Fuente: Ministerio de Cultura, Anuario
Fuente: Ministerio de Cultura, Anuario

Es decir, los jóvenes no están leyendo cada vez menos, sino más, y también son los que están mostrando más afición por la lectura en formato digital, al menos hasta la fecha.

Fuente: Ministerio de Cultura, Anuario
Fuente: Ministerio de Cultura, Anuario

Leer por leer, tan bueno como hablar por hablar

La lectura sin criterio lector tampoco es que sea garantía de nada. Leer mucho es condición necesaria para saber mucho, pero no es condición suficiente. Todos conocemos personas aficionadas al folletín que no dan muestras de tener un gran espíritu crítico y, en cambio, personas mayores, casi autodidactas, que nos sorprenden a veces por su gran capacidad de discernimiento y raciocinio.

Si no lees, difícilmente tendrás buenas herramientas mentales para desenvolverte dentro de un entorno en el que la información y la comunicación juegan un papel importante, pero leer mucho y de mala calidad puede servir a veces contra nuestros propios intereses. Solo cuando lo que lees es bueno, el acto de leer se convierte en algo recomendable y realmente mejor que no hacerlo -Gatodonte dixit.

Anuncios

2 comentarios en “La lectura entre los jóvenes

  1. Enhorabuena por tu escrito, es brillante y sincero. No abundan las cosas así.
    Suscribiría todo lo que dices menos lo que se refiere a encuestas. Las encuestas sobre hábitos lectores, fáciles de manipular, llevan 30 años engañando a los españoles con cifras de ventas que pasan por cifras de lectura. Luego llegan los “informes Pisa” y son demoledores.
    El próximo lunes aparecerá en Picotazos (blog.ababeditores.com) un articulito sobre “El vicio de la lectura”, un libro de Edith Warton que te recomiendo vivamente pues tiene mucho que ver sobre todo con tu último párrafo.
    Un saludo,
    Miguel Fernández-Pacheco

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por la sugerencia, estaremos pendientes de tu blog.
      La encuesta aquí mencionada se basa en las respuestas de los encuestados sobre sus hábitos lectores y es probabilística en la selección muestral, a diferencia de lo que puede ocurrir con las cifras de ventas. No olvidemos que hoy Internet facilita considerablemente el acceso a los libros; hasta las bibliotecas tradicionales se están quedando atrás. Lo que es seguro es que la calidad de lo que se lee también está en relación con lo que más se vende, y eso, desde luego, todavía es más preocupante que las cifras de lectura, dado el auge de lo que algunos autores no han dudado en calificar de basura.
      Los informes Pisa evalúan la calidad de los sistemas educativos y sean o no demoledores para España, no se puede negar que están en consonancia con los indicadores del país en otros ámbitos (productividad, innovación,…). Por otra parte, son la consecuencia de las reformas educativas de los últimos años. Unos más preocupados por el igualitarismo que por el esfuerzo y el mérito y otros, más interesados en segregar y mantener la religión que en invertir de forma eficiente los recursos públicos. El resultado no puede ser otro, claro está.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s