Profesores bajo la lupa

Uno de los indicadores educativos más llamativos que publica y difunde OCDE para los países miembros es el que pone en relación salarios de maestros de la secundaria inferior en instituciones públicas con salarios medios de universitarios en el resto de la economía del país.

OECD-teacher-salaries-2012Según este, un maestro de la ESO en España cobra un 32% más de media que un asalariado con titulación superior en otro sector de nuestra economía (un 20% más los de Primaria y un 35% más los de Secundaria, según vemos en el detalle del informe en español). La diferencia es notable respecto de lo que ocurre en el conjunto de países considerados, donde lo normal es que los maestros ganen un 12% menos (media OCDE: 88% del salario medio de un titulado superior), lo que nos sitúa casi a la cabeza de todos, por encima de Luxemburgo (el país más rico de la UE) y solo superados por Corea del Sur. El dato es tan llamativo que en años anteriores ha sido puesto en cuestión y muy criticado desde distintos medios (ver comentarios aquí). Pero el indicador no tiene la culpa de lo que nos revela.

Ahora bien, ¿refleja este indicador que los salarios de nuestros profesores son altos o, por el contrario, que el resto de titulados superiores en la economía están comparativamente poco o mal retribuidos?… Nótese que la definición del indicador como un valor relativo de esas dos magnitudes permite considerar por igual ambas posibilidades.

Si consideramos los salarios de los maestros en paridades de poder adquisitivo (tabla D3.1 [2/2] que podemos ver aquí), los españoles bajan unos cuantos puestos en la tabla, sin duda, por debajo de los de Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Alemania, Irlanda, Japón, Corea del Sur, Luxemburgo, Países Bajos y Estados Unidos.

Entonces, quizá, lo que nos está diciendo el indicador de arriba no es tanto que ganen mucho los maestros en España sino que los trabajadores comparables en el resto de actividades de nuestra economía ganan poco. Una de las razones por las que podría ocurrir tal cosa es que en España tengamos demasiados universitarios ocupados en puestos que no requieren tales estudios.

Un empleado con estudios universitarios se considera sobrecualificado en el puesto de trabajo cuando este no requiere ese nivel de estudios y, consecuentemente, el salario puede estar por debajo de lo que podría ganar si tuviera un empleo más acorde a ellos. ¿Tenemos muchos o pocos sobrecualificados en España? Juzguen ustedes mismos.

Fuente: Eurostat

Fuente: Eurostat

¿Dónde se encuentran nuestros empleados sobrecualificados? La mayor parte (35%) realizan labores de apoyo en oficina y un 32% en servicios y comercio.

Fuente: Eurostat

Fuente: Eurostat

Un licenciado en Historia, por ejemplo, puede encontrar muchas salidas profesionales mediante alguna especialidad profesional auxiliar (documentación, archivo, turismo…) pero quizá en pocas obtenga una remuneración tan acorde a su formación como en las ligadas al ámbito educativo o investigador, donde las vacantes son escasas, y como mal menor aceptará los relacionados, aunque sean de menor retribución.

Así, una gran parte de nuestros licenciados, probablemente los menos competitivos o que están en peores condiciones para acceder a las vacantes existentes, pasan a engrosar las cifras de sobrecualificados en los demás sectores de la economía, lo que se traduce en una media salarial más baja para quienes son los asalariados comparables a los maestros por nivel educativo.

Bien es verdad que el término “sobrecualificado” puede parecer a veces engañoso, pero su uso es ya común para referirse a este colectivo y hay que entenderlo exclusivamente por aquello que pone en relación (nivel de estudios y ocupación), sin entrar en más detalles sobre la adecuación o no para el empleo de esos ocupados.

Ya comentamos en otra entrada que en España confluye una alta tasa de abandono escolar temprano junto con una nada despreciable cifra de titulados universitarios (más, con seguridad, de los que nuestra economía puede absorber), pero la ratio alumnos/profesor está por debajo de la media en todos los niveles educativos, según nos dice OCDE en su informe, así que no parece que se puedan aumentar mucho las vacantes en educación para dar cabida a más universitarios, máxime teniendo en cuenta que la demografía y las recomendaciones para aumentar la eficiencia del sistema van justo en sentido contrario.

El problema, en fin, no es tanto lo que nos cuestan los profesores de la ESO como saber si el presupuesto de los servicios educativos se está empleando adecuadamente, a la vista de los resultados que obtenemos y que sobre todo lo que ponen de manifiesto es lo mal que lo gastamos. Quizá así se entienda mejor esta noticia sobre eficiencia comparada de los diferentes sistemas educativos, que nos situa en el puesto 26 de 30.

Estaría bien poder completar esta entrada con algún indicador de salarios de docentes universitarios que permita comparaciones internacionales en las que España esté incluida, pero por desgracia este parece ser uno de los secretos mejor guardados.

El sistema de retribuciones en cada universidad y comunidad autónoma hace difícil disponer de datos homogéneos y comparables. Solo vemos comparativas en informes de encargo en los que por mucho que miremos España está sospechosamente ausente.

Recientemente, un catedrático de la Universidad del País Vasco ha expuesto lo que él cree que son los siete pecados capitales de la universidad pública española. Que esta se caracterice entre otras cosas por la falta de responsabilidad y las imposturas no es algo que nos sorprenda. Como parte del sector público adolece de los mismos vicios que cualquier otra institución en lo que se refiere al gasto, dando poca o ninguna importancia a los resultados y a eso de rendir cuentas, salvo, claro está, cuando la crisis obliga a mirar bien los presupuestos y aprender a usar mejor los recursos. Tal y como nos ocurre ahora, sin ir más lejos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s