Demasiado viejos para socializar

A los españoles nos gustan las redes sociales, al menos las virtuales. Eso es lo que indica una primera visión de los datos. Estamos por encima de la media de la Eurozona en participación en todas las edades, aunque el uso desciende en general con la edad.

TICH serieTICH Edad

La tendencia decreciente con la edad puede tener una explicación muy natural y lógica: menor expansión social a medida que pasamos de los estudios a la vida laboral y de ésta al retiro. También por razones históricas y generacionales: nuestros mayores han visto nacer el universo 2.0 (no estaba ahí cuando ellos crecieron) y el nivel de adaptación requiere competencias que se encuentran entre ellos en menor medida. Tampoco se deberían descartar otras razones que se dan en entornos compartidos, como el menor atractivo que pueden tener los mayores para los usuarios de menos edad o el hecho de que quizá no haya suficientes redes sociales para satisfacer necesidades que puedan ser específicas de la suya.

Imagen EMTEsto último (que inspiró graciosas noticias a El Mundo Today) es un terreno nuevo que valdría la pena explorar un poco más en serio, aunque solo sea porque la demografía nos dice que en todos los países desarrollados serán un colectivo con peso creciente y cada vez con mayor y mejor formación, además de que sus recursos y necesidades también pueden ser muy distintos.

Las redes sociales virtuales están muy bien, sin duda. Eso de poder compartir todo tipo de información al instante con un número ilimitado de usuarios es una idea estupenda, aparte de la utilidad que le quiera encontrar cada uno para ampliar contactos, profesionales o no. Lo que no sé es si estamos todavía en un período de tránsito para asimilarlas con normalidad o si –incluso- hay riesgo de que se conviertan en las nuevas sombras chinescas de la caverna, por sustitución de la propia realidad. Sería interesante saber entonces si esos datos reflejan bien nuestro nivel de sociabilidad en la vida real.

Una encuesta de tamaño y fiabilidad suficiente realizada en 2006 en distintos países europeos revela en varios indicadores de participación social esa misma tendencia decreciente que observamos en el uso de redes sociales virtuales, pero con alguna singularidad en el caso español que vale la pena destacar, sobre todo por lo que se refiere a los más mayores.

Partición Social 1Participación Social 2

Los datos confirman que con la edad disminuye la frecuencia de contactos con amigos no familiares y aumenta el aislamiento a partir de los 65, en el caso español de forma notable.

De nuevo podemos recurrir a la naturaleza para explicar la tendencia en general, sin embargo llama la atención no solo por lo alto del dato para los mayores de 65 años españoles, sino porque además es justo lo contrario de lo que observamos en el mundo digital con respecto a lo que ocurre en la Eurozona, tal y como veíamos al principio.

Participación social 3

Por otra parte, si la esperanza de vida de los españoles es de las más altas y el retiro laboral no conlleva el retiro social ¿por qué ese empeño en ‘jubilarse’ de la vida mundana antes de tiempo? ¿Ofrece ventajas el universo digital por esa misma razón o es sólo que los españoles acogemos las novedades tecnológicas con más ganas que nuestros homólogos europeos?…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s