Investigando Desvaríos keynesianos: I+D+k = ZP

microscope

Con frecuencia nos advierten algunos medios del retroceso de la inversión en I+D en España como consecuencia de los recortes. Y no sólo de retroceso se ha hablado, también de debacle, de década perdida y hasta de asesinato de la ciencia en España. Según estos últimos informadores hay que retrotraerse a 1983 para encontrar algo semejante. Creo que la prensa partidista y poco amiga de investigar datos se denomina periodismo orgánico, más preocupada por ajustar la realidad a un discurso previo que por entenderla y transmitir la información tal cual es. Aquí y aquí se han expuesto ya otros ejemplos del mismo fenómeno, casualmente del mismo medio.

En fin. Tranquilícense los alarmistas y afines del partido-secta que dice ser “de la gente”, ya que el asunto ni es como nos lo pintan ni es el síntoma o prueba de lo que les gustaría que fuese.

A continuación vemos el porcentaje que representa el gasto en Investigación y Desarrollo en España y la Eurozona respecto del Producto Interior Bruto y su distinta evolución los últimos años.

imasd1

El empleo en actividades de I+D en términos relativos (respecto al total del empleo) experimenta sin embargo una variación menos acusada, como se observa en el siguiente gráfico.

imasd2

Analizando por separado el origen de los fondos, el gasto en I+D lo efectúan distintos protagonistas: gobierno, empresas y sector exterior son sus principales motores. En el caso español lo que nos revela la evolución de los agregados por separado es una anomalía en toda la serie histórica. Entre 2008 y 2011, en plena euforia de la crisis, el gasto público supera por primera vez al privado, como podemos observar en la siguiente comparativa respecto de lo que ocurre en la Eurozona.

imasd3

Este efecto desplazamiento del sector privado por el público (crowding out sectorial) es lo que hace que España coincida durante esos años con países del antiguo bloque del Este y Turquía en eso de gastar más que sus respectivos sectores privados en I+D. Gracias a la política llevada a cabo por el gobierno de turno, España se pone entonces en el equipo de: Bulgaria, Croacia, Chipre, Eslovaquia, Grecia, Lituania, Polonia y Rumanía. Y todos sabemos lo que representan esos países en la I+D mundial ¿verdad? Es decir, lo que algunos periodistas y científicos orgánicos interpretan como la edad dorada de la ciencia en España, lejos de situarnos en la modernidad europea en esos años, nos pone en una situación un tanto peculiar.

Hay que recordar aquí que en 2010 ese mismo gobierno impulsor de la edad dorada de la ciencia por arte de birlibirloque, buenismo o simple ignorancia de cómo funciona el mundo es el que se ve forzado a realizar un recorte en las nóminas de toda la función pública, algo insólito en la historia de la Administración Pública. Y es que, amigos, lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible o, como poco, insostenible.

Yo me apunto a que España gaste en I+D tanto como aquellos a quienes queremos parecernos pero habrá que empezar por parecerse en todo. El camino lo conocemos ya: facilitar la actividad económica no subsidiada y recortar burocracia superflua, esa que no tiene nada que ver con la Sanidad y la Educación y que más bien utiliza la excusa de la Sanidad y la Educación para seguir perpetuándose: entes públicos adictos al déficit, cargos públicos innecesarios… Todo lo que en definitiva reduce la productividad de la economía. Nuestros servicios esenciales no necesitan repetir el parlamento 17 veces con su estela de asesores y mantener la estructura de diputaciones creada por Isabel II mucho antes de que hubiera comunidades autónomas. La corrupción frena la inversión y esto no se arregla cambiando caras ni desplazando el sitio que debe corresponder al sector privado, sino aligerando el peso de aquello que la entorpece.

El I+D y la ciencia

Al equiparar I+D con la ciencia nuestros informadores distorsionan además el papel de los científicos en la sociedad, que es más que el dedicado exclusivamente a la investigación. Al analizar cualquier realidad, siempre nos hacemos una mejor idea de cómo es considerando un conjunto de indicadores, no uno solo, por eso precisamente disponemos de tantos y están ahí para ser consultados.

Los recursos humanos en ciencia y tecnología en España no solo no han disminuido sustancialmente a pesar del elevado desempleo que nos trajo la crisis sino que, en el caso de los científicos e ingenieros, incluso han aumentado, según muestra la misma fuente de los anteriores datos.

StockHRSpain

Para terminar, ese otro mito de la fuga de cerebros con el que el periodismo orgánico nos golpea a diario para decirnos que somos un país de sol y playa por alguna mano negra centroeuropea empeñada en no dejarnos diversificar sectores, queda aquí cuestionado en una interesante comparativa de países donde se pueden ver tanto las entradas como las salidas de investigadores. Los datos corresponden a 2012, un año que es central en el periodo estimado de la crisis. Compárese el dato español con, por ejemplo, el de nuestros vecinos italianos, no digamos India.

Migraciones

Resumiendo: que no les engañen con eso de que aquí hemos matado a la ciencia. Quizá no seamos Estados Unidos pero tampoco tenemos que resignarnos a ser parte de los Balcanes, por más que algunos, con sus tontas maniobras, parezcan empeñados en llevarnos hasta allí.

Anuncios

2 comentarios en “Investigando Desvaríos keynesianos: I+D+k = ZP

  1. Le felicito por su buen fundado post. Quizá todo sea fruto de dos circunstancias. La primera es la escasa ambición española por acercarse al grupo de cabeza de las economías occidentales. Como muy bien dice, no se trata de ser Japón, pero podíamos apostar por algo más que Bulgaria (con todo el respeto para los búlgaros que, como dice el chiste, “alguien vio el cartel SE ENSEÑA EL BÚLGARO, entró y, decepcionado, comprobó que era un idioma”. En segundo lugar, el interés celtibérico por atizar al contrario es muy superior a sus ganas de saber la verdad. Esa situación me recuerda mucho a Orwell, cuando describe tan bien el Ministerio de la Verdad en su libro 1984.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s