Alarmismos vs. Realidad. Hoy, pobreza energética

radiator-250558_640

Semanas después del programa del periodista Jordi Évole sobre la pobreza energética pensaba que el tema ya no merecía dedicarle una entrada, pero mirando hoy mismo enlaces en la web veo uno de apenas un día con este alucinado y alucinante titular:

TitularPE
En el programa Salvados el señor Évole le decía al Ministro de Industria que durante su mandato la cifra había aumentado un 69% desde que entró él.

Dado que el periodista considera legítimo usar de forma selectiva un dato porcentual de carencia material de una encuesta de ingresos, calcular sobre él el porcentaje y tomar todo ello como prueba de no sé qué culpabilidad del Ministro y, seguramente, de lo mucho que necesitamos salvadores socio comunistas que nos libren de los males que le causan al ciudadano los demás (o cualquier cosa menos sus propias decisiones), vamos allá.

El dato del INE en cuestión se refiere al porcentaje de hogares que en una encuesta contestan ‘no’ a la pregunta de si pueden permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada los meses fríos. He aquí los resultados en porcentaje de hogares a los que aludía el periodista y su evolución en los últimos años.

DatosESSuponiendo que el año de referencia sea 2014, el incremento respecto de 2010 es de 3,6 puntos porcentuales, aunque si prefieren en porcentaje del porcentaje  (algo discutible que se deba hacer) la cifra sería del 48%, no del 69%.

Quizá interese recordar en relación con los incrementos de porcentajes y cifras bajas lo que comentamos aquí hace ya tiempo, a raíz del muy aireado incremento de la mortalidad infantil en Grecia.

 

Antes de poner esos datos en perspectiva, no sobra decir que la misma encuesta recoge otras carencias materiales. Son estas:

Conceptos carencia material
Y no sé a ustedes pero a mí por lo menos me llama la atención que haya más hogares que no pueden permitirse calentar la vivienda que hogares que no pueden permitirse un ordenador o un automóvil. Me dirán: ‘allá cada uno’. En efecto, siempre y cuando la repercusión de las decisiones individuales cuando no son favorables a quien las toma no se haga recaer insistentemente en el colectivo. Eso, claro está, suponiendo que el dato refleje la pobreza energética tan vital y dramática que dicen que hay y de no ser el caso, que se diga y se deje de usar para esos fines.

Mirando a Europa y por lo que muestra Eurostat, la situación de España en ese indicador no parece especialmente alarmante. De hecho, menos de un punto por encima de la media de la Eurozona en el año en el que el dato ha sido más alto.

UE pobreza energética
Por comparar la evolución del asunto con otro país semejante en clima y proximidad, independientemente de la orientación política de los gobiernos, he aquí el caso de España y el de Italia en una misma gráfica.

Comparativa PE
Resumiendo. Es bastante probable que toda esta campaña sobre la pobreza energética no persiga en el fondo otra cosa que convencer al contribuyente de nuevas rondas de gasto público disparatado y subidas de impuestos. Pues ¿quién puede disfrutar de las comodidades de su hogar cuando le dicen que por su insolidaridad otros no las tienen?…

Que cuanto mayor sea el supuesto Estado benefactor más pobres somos es una conclusión a la que todavía nos cuesta llegar, aunque tal sea la realidad demostrada por los hechos y la historia allí donde el Estado todo lo invade.

Estos días, además, ya estamos viendo la decisión de las alcaldías de la “nueva política” consistente en acoger y pagar la luz a quienes asaltan propiedades ajenas para instalarse alegremente en ellas. Pobreza energética, ya saben. Y quizá no sea del todo sorprendente que lo hagan. La ‘okupación’ y el vivir de los demás es el único destino al que algunos oportunistas de la nueva política querían aspirar, de no haber contado antes con la generosidad e ingenuidad de tantos votantes. Alarma como puedas y engaña que algo queda; el dinero de los demás proveerá.

Anuncios

2 comentarios en “Alarmismos vs. Realidad. Hoy, pobreza energética

  1. Me gustan los análisis “factual” con los que nos ilustra Vd. de vez en cuando. Considero que algunos periodistas, casi todos los tertulianos y prácticamente todos los que opinan de algo en el foro que sea, tienen un prejuicio y, posteriormente, eligen el dato que pueda confirmarlo. Por supuesto, siempre se encuentra, y en esto radica la particular racionalidad hispana. Uno de mis cuñados que, como funcionario, ha sido perjudicado por este Gobierno, se ha olvidado de las acciones parecidas infringidas por gobiernos anteriores y, a pesar de todo, guarda un odio cerril a Rajoy. Odio impropio de su condición de licenciado en Exactas. Eso sí, para no parecer un cavernario, justifica dicho sentimiento cerril en el ratio que más le viene a mano como, por ejemplo, la gestión de la deuda o de la caja de las pensiones. Tiene razón en eso, si bien desoye al mismo tiempo la inmensidad de indicadores cuantitativos y cualitativos que dicen que estamos mejor que hace cuatro años. Aunque solo sea por las reservas de los restoranes o la saturación de las agencias de viajes. Debe saber que ni voté al PP entonces ni lo he hecho ahora, pero no soy ciego ni tonto y practico lo de que “al césar lo que es del césar”. Para que me oculten la verdad o creerme cuentos de hadas me voy a vivir a Corea del Norte o me hago estudioso del Corán.

    Me gusta

    • El cuñadismo, otro clásico. Lo importante no es el dato que señalan sino a qué se lo achacan ¿no? Mantener o aumentar el gasto social con caída de ingresos (culpa del enorme desempleo y el pinchazo de la burbuja), conlleva necesariamente descuadre fiscal. Pero quizá sea útil recordar por qué hemos llegado a esto. Yo apuntaba algo aquí: https://elgatodonte.wordpress.com/2014/11/29/de-pais-receptor-a-pais-emisor-pero-no-tanto/ Hoy, si sale un español a buscarse la vida al extranjero, están los periodistas del alarmismo para poner el grito en el cielo (también ellos, los periodistas, son profesionales ‘en crisis’, no se olvide). ¿Dónde estaban estos cuando tuvimos el mayor saldo migratorio durante varios años seguidos? El mercado laboral hace años que es de entrada y salida para nativos y extranjeros, pero los españoles hasta ahora no nos habíamos dado cuenta. Somos uno de los países con menos nativos viviendo en el extranjero y revelador es que en Europa haya menos movilidad que en Estados Unidos siendo menores las distancias. La barrera para nuestros parados (nativos o no) cuando no es de falta de emprendimiento, es de formación profesional y si no, idiomática. Luego está la demografía, los baby boomers ocupando masivamente un mercado laboral todavía rígido y amenazando con caer como una losa sobre las pensiones… Con este panorama es con el que se intenta estirar la mantita protectora de los contribuyentes, y ello sobre un Estado agrandado artificialmente y una población acostumbrada a no valorar el ‘gratis total’. Hay que tener mucha fe para creer que los gobiernos de un signo u otro pueden tener la varita mágica. Yo más bien creo, como algunos analistas de mercados, que dependemos todos del sector financiero, y hasta que éste no sanee del todo sus cuentas difícilmente echará a rodar de nuevo esa alegría crediticia que todo lo mueve.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s