Lenguaje y realidad

placa-pioneer

Cuando las sondas Pioneer fueron lanzadas desde Cabo Cañaveral a primeros de los setenta llevaban consigo unas placas de aluminio con las que los famosos astrónomos Carl Sagan y Frank Drake querían dejar constancia en el espacio de nuestra propia existencia. Quizá en algún momento alguien las encuentre, pensaban, a modo de botella lanzada al mar. Hacia 2003 se registró la última señal de la Pioneer 10, ahora, en algún lugar de camino a Aldebarán.

Y aquí estamos nosotros, en un lugar insignificante del planeta Tierra, cuarenta y cinco años después, debatiendo sobre la discriminación latente y la transfobia que -dicen- provoca un autobús circulante con la imagen de un niño y una niña, que evita reconocer explícitamente la disforia de género como un elemento natural más.

busho

El autobús responde a otras campañas previas que instituciones públicas, animadas por colectivos LGTB, han realizado meses atrás para combatir la discriminación que sufren los menores con órganos genitales de un tipo pero identidad y orientación sexual opuestas a las que esos mismos órganos determinan en la mayoría de individuos de la especie humana.

campananormalizaciontrans

Sexo biológico, identidad y orientación correlacionan casi al 100% en nuestra especie, como no puede ser de otra forma en las que se reproducen por mezcla sexual y no por esporas. Reconocer esto no es transfóbico ni discriminatorio y no debería llevar a conflicto social alguno, ni en la escuela ni fuera de ella, si no fuera porque la manipulación y apropiación del lenguaje está detrás del rentable victimismo de unos y la ideología subyacente de otros.

identidadalien

Últimamente, también hay quien se siente alienígena y hace todo lo posible por parecerlo. Comparar esto con la transexualidad será una burla desde el punto de vista de los colectivos LGTB, pero seguro que para el individuo con esa particularidad mental no lo es.

El hecho es que la especie humana puede permitirse la mutación y la variedad, pero reconocer la variedad en sus dosis correspondientes no invalida aquello que la curva normal dice que lo es.

campana-gauss

Lástima que las placas de las Pioneer omitieran informar a los extraterrestres de las complejidades de nuestro cerebro y de lo que somos capaces de inventar con tal de hacer pasar por normal (o explicable por no sé qué ideología de género) lo que son meras rarezas estadísticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s