Multiculturalismo medieval en Cáceres

Aljibe de arquitectura islámica, construido en el subsuelo del desaparecido Alcázar, entre los siglos XI y XII, para garantizar el suministro de agua ante los asedios militares. Cáceres (España).

Muchas ciudades españolas conservan huellas de lo que fue la convivencia de comunidades religiosas diferenciadas durante la Edad Media. Podemos quizá imaginar aquella época contemplando lo que queda hoy para el turista de juderías, barrios árabes, lugares de culto o fortalezas.

Estrella de David conmemorativa en la calzada del Barrio de San Antonio de la Quebrada, Judería Vieja.

En Cáceres se conservan dos barrios judíos, el viejo y el nuevo, ambos en extremos opuestos de la ciudad amurallada. Espacios que el poder musulmán o cristiano, dependiendo de la época, reservaba en cada momento para ellos.

La actitud de los gobernantes cristianos o musulmanes frente a los judíos fue variable a lo largo del tiempo, pasando de inicial tolerancia -con estrecha colaboración en algunos casos- a persecución y, finalmente, expulsión.

Los judíos no sólo tenían barrios propios. Las leyes también establecían otro tipo de obligaciones: regulaban las aportaciones económicas a través de aljamas, los oficios que podían desempeñar, lo que debían medir sus templos y hasta normas sobre la forma de vestir.

La Judería Vieja de Cáceres (siglos XIII-XV) se encuentra sobre terreno irregular y abrupto. Se reconoce fácilmente por sus calles estrechas de casas encaladas, en notable contraste con la piedra ocre que caracteriza la ciudad amurallada.

Acceso a Barrio de San Antonio (Judería Vieja).
Ermita de San Antonio, construida sobre la antigua sinagoga.

Cerca de la Judería Vieja, se abre al visitante el Museo Casa Árabe, casa histórica acondicionada en tiempos modernos con donaciones de Irak y otros países árabes.

El Museo Yusuf al Burch, que así se llama, es una casa baja llena de objetos de dudoso origen donde se supone que se pueden identificar distintas salas, como la bodega, el harén, la alcoba y un pequeño jardín. Tiene de original un pequeño pozo y lo que pudiera ser un antiguo mikve, sala de baños para rituales de purificación judíos, compartida tal vez con musulmanes.

Por su parte, la Judería Nueva (finales siglo XV) se ubicaba en calles próximas a la actual Plaza Mayor. Según parece, las primeras viviendas se construyeron junto a Torre Bujaco, edificio de época árabe construido en el siglo XII sobre sillares romanos, que hace hoy de mirador, con un pequeño centro de interpretación de las tres culturas, y que aún conserva algunos metros de la muralla original, desde donde se puede contemplar una buena panorámica de todo el conjunto.

Plaza Mayor y Torre Bujaco al frente.
Vista desde mirador de Torre Bujaco.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s