Ninis, brecha de género y multiculturalidad

Los jóvenes entre 15 y 29 años que no estudian ni trabajan (ninis) representan en España un 18,1% del total. En casi todos los países europeos, el porcentaje es mayor entre las mujeres (en nuestro caso: 18,7% frente a 17,4%), con algunas excepciones, como Croacia y Lituania, donde las diferencias son escasas o ligeramente mayor entre los hombres. Por contra, en varios países del Este (Eslovaquia, Estonia, Hungría, República Checa, Rumanía) la diferencia a favor de las mujeres es amplia, en torno a diez puntos.

Fuente: NEET, Eurostat

Si la tradición que liga a las mujeres al hogar y la maternidad como única ocupación explica las diferencias, el dato revela en buena parte del antiguo bloque del Este una sociedad más tradicional que en el resto de Europa. Todavía hoy hay quien menciona las guarderías  y lavanderías gratuitas  como prueba de ciertas mejoras para las mujeres que contribuyeron a aumentar su participación en la vida activa durante el periodo soviético, pero parece que al final ha sido una economía más libre, y no las proclamas igualitaristas o la propaganda de Estado, lo que más ha contribuido a aumentar la participación de las mujeres en el mundo laboral.

El colectivo de ninis se puede analizar por separado en varias dimensiones: subgrupos de edad, relación con la actividad o predisposición para el empleo.

Si diferenciamos entre parados e inactivos, dependiendo de si buscan activamente empleo o no están disponibles para trabajar, sea por voluntad o por alguna imposibilidad, hay predominio de mujeres entre los inactivos y de parados (no trabajan pero buscan empleo) entre los hombres. (1)

Igualmente se puede diferenciar entre los que desearían trabajar (lo busquen o no) y los que no quieren trabajar. De acuerdo con esta segunda clasificación, hay más hombres que mujeres entre los que desearían trabajar, y más mujeres que hombres entre los que dicen no querer trabajar.

Fuente: NEET, Eurostat

Observar estos subgrupos dentro de los jóvenes que no estudian ni trabajan tiene interés por la distinta evolución que siguen según el ciclo económico y por las grandes diferencias que se aprecian dentro de éstos entre los países.

En España, cuando aumentan las posibilidades de encontrar un empleo, baja la cifra de ninis para los que el paro es claro determinante de su situación, ya sea porque encuentran empleo o porque vuelven al sistema educativo, pero se da un ligero repunte entre los inactivos y los que no quieren trabajar. Cabe pensar que en estos últimos no es por desalentarse que pasan a ser inactivos, sino que la voluntad de buscar empleo para traer más ingresos al hogar es circunstancial y desaparece cuando la recuperación puede facilitar que otros miembros del hogar lo hagan o suban de otro modo sus ingresos. Así lo indican los datos anteriores a 2008, con menos desempleo en la economía, cuando el porcentaje de los que declaraban no querer trabajar alcanzó su mayor valor, pese a ser siempre una cifra baja respecto del total.

Fuente: NEET, Eurostat

Con relación a este grupo (no trabajan, no estudian y no quieren trabajar), donde la brecha de género es notable, España se sitúa por debajo de la Eurozona, con un 3,8% de media (5,0% entre las mujeres y 2,7% entre los hombres).

Como se puede observar en el gráfico inferior, ampliado hacia el Este, son de nuevo los países más cerrados, religiosos o tradicionales los que tienen cifras más altas en este peculiar grupo de ninis, lo que implica tasas de actividad femenina comparativamente más bajas.

Fuente: NEET, Eurostat

El mayor porcentaje y la brecha de género más alta entre los que no quieren trabajar se registra en Turquía, 31,3% de las mujeres frente a 5,2% de los hombres, y el más bajo, en Suiza, 1,6% entre las mujeres frente a 1,0% entre los hombres. En este caso, la brecha de género se mantiene siempre a favor de las mujeres, mayor o menor, pero sin excepciones, a diferencia de lo que veíamos arriba en el total de ninis por países.

Homogeneidad y multiculturalidad

Uno de los autores más seguidos en temas de desigualdades globales dice en un reciente artículo publicado en The Globalist que el Estado de bienestar sostenible requiere cierto grado de homogeneidad social. Faltó añadir ahí que en los países pobres tampoco es sostenible un Estado de bienestar como el que aquí conocemos y ambas cosas, homogeneidad social y riqueza, derivan de una participación igualmente homogénea en la vida activa.

En Europa no disponemos de clasificaciones por etnicidad o grupo étnico, a diferencia de Estados Unidos, Australia o Canadá, pero se pueden observar diferencias “culturales” indirectamente, utilizando para ello la clasificación por nacionalidad o lugar de nacimiento que nos dan las fuentes, como en el siguiente ejemplo.

% mujeres activas (paradas y ocupadas) entre 15 y 39 años sobre la población total de ese grupo de edad y sexo. Fuente: Activity rates by sex, age and country of birth, Eurostat

El gráfico muestra las tasas de actividad femenina entre 15 y 39 años (paradas y ocupadas) y revela tendencias desiguales, que parecen en retroceso en algunos sitios y son más pronunciadas entre las nacidas fuera de la Unión Europea. A la vista de estas diferencias, es dudoso que potenciar la multiculturalidad pueda contribuir en alguna medida a la necesaria homogeneidad social.

Los movimientos migratorios por razones de empleo contribuyen a la prosperidad interregional y a un deseable rejuvenecimiento demográfico y laboral en sociedades envejecidas, pero un multiculturalismo sin asimilación por parte de todos de aquello que hizo al mundo rico ser eso precisamente tiene bastantes posibilidades de venir con más de una sorpresa y más de un desajuste.


(1) Principales causas de inactividad: estudiante, jubilado, labores del hogar, incapacitado permanente, percibiendo una pensión distinta de jubilación, realizó labores benéficas o no remuneradas, otras.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s